Contacto

Si quieres hacer comentarios a ciertos temas publicados, puedes hacerlo en la sección correspondiente de cada uno de los artículos.

Para otras consultas puedes utilizar el siguiente formulario diciendo en qué te puedo ayudar y dejando una dirección de correo electrónico de contacto.  Te contestaré lo antes posible.

Publicaré únicamente las consultas que no contengan ningún dato personal y puedan ser de interés general, pues tu privacidad es importante.

Lara Ros.

[contact-form to=’lara@tecnicasderespiracion.com’ subject=’Consulta Respiración’][contact-field label=’Nombre’ type=’name’ required=’1’/][contact-field label=’Email’ type=’email’ required=’1’/][contact-field label=’Comentario’ type=’textarea’ required=’1’/][/contact-form]

40 pensamientos en “Contacto

    1. Lara Autor

      Hola Mariana,
      Yo dispongo de la edición en inglés de este estupendo libro, que sí se puede adquirir on-line, pero lamentablemente desconozco si es posible conseguir una edición en español del mismo. El que sí puede conseguirse del mismo autor, es “El Tao de la Respiración Natural”.
      Tendré en cuenta tu consulta, y en cuanto sepa algo, te digo.
      Un abrazo,
      Lara

      Responder
  1. Sol Franco

    Estimada Lara:

    He notado que corto mi respiración cuando pienso negativo o entro en un estado de emoción negativa como el miedo. Me podría porfavor recomendar algo especifico a este problema y/o bien aconsejarme de un buen libro que me ayude a saber recuperar mi respiración natural.

    Le agradezco infinitamente y le envio saludos cordiales.

    Responder
    1. Lara Autor

      Hola Sol,

      Es natural que cuando entras en un estado emocional “negativo”, tu respiración se vea afectada. No podemos obviar que la respiración está estrechamente vinculada con las emociones, de tal manera que cuando éstas se desequilibran nuestra respiración también; pero de la misma manera, interviniendo voluntariamente en la respiración podemos reestablecer el equilibrio emocional.

      Cuando se trata de emociones como el miedo (y también con la ira y la ansiedad), la respiración se entrecorta, es decir se hace más corta y superficial, porque se bloquea el diafragma (el músculo que divide el tórax del abdomen y que está en contacto con la base de los pulmones). Con el diafragma bloqueado tenemos esa sensación de “nudo en el estómago” y constricción en el pecho; la capacidad de expansión pulmonar se reduce, y nos vemos obligados a respirar utilizando sólo parte de los pulmones (la zona alta). Esto a su vez nos produce más ansiedad.

      En fin… es un círculo del que se puede salir, pero para ello conviene entrenar a nuestro diafragma. Mi sugerencia:

      1. practicar todos los días la respiración diafragmática (tienes información amplia en este blog), y más vale hacerlo en sesiones cortas pero más frecuentes que en sesiones largas pero esporádicas. Por ejemplo un rato antes de dormir, o en medio de tu jornada de trabajo. Importante: los avances se van dando progresivamente, así que nunca fuerces tu respiración.

      2. cuando estés en medio de un bloqueo, empieza intentando respirar un poco más despacio. Frota tus manos y ponlas sobre tu diafragma (en la boca del estómago), siente el calor que sale de ellas, y respira cada vez un poco más lento (recuerda, sin forzar) intentando que el movimiento de tu respiración vaya hacia tus manos (es decir que se movilice el diafragma). Es muy probable que también tengas tensión en tu mandíbula y en tus ojos, así que entreabre la boca, relaja la zona, estira los ojos hacia arriba (como si quisieras verte las cejas), relaja los ojos, y sigue respirando. Verás que consigues mejorar tu estado.

      Te mando un abrazo ¡y adelante! los recursos para mejorar tu vida están en tí, y la respiración es uno de ellos.
      Lara

      Responder
  2. Andres

    Excelente página, enhorabuenas y gracias por tu trabajo y aporte, que a tantos puedes ayudar.
    1.Tengo el tabique nasal desviado y uno de los orificios normalmente obstruido. A veces, esa carnosidad interior se inflama un poco y obstruye casi todo. Me gustaría despejarlo. Hay sprays que que reducen esa pequeña inflamación y despejan algo, pero no deben ser utilizados habitualmente y menos si tienen corticoides. Podría usar agua marina, que puede ayudar algo. Pero no es suficiente.
    2.Por otra parte, no se si respirar durante toda la vida por un solo orificio eso produce algunos efectos negativos.
    3.Tengo el vientre un poco inflamado, a veces, y esto me dificulta la respiración abdominal.

    Gracias,

    Responder
    1. Lara Autor

      Gracias a tí Andres por tu comentario.

      Es bueno recordar que es bastante común tener una desviación en el tabique nasal, y que no siempre es causa de una dificultad en la respiración. Claro que hay desviaciones más acusadas que sí pueden influir en ello.

      En tu caso comentas que es frecuente que tengas obstrucción. Estoy de acuerdo contigo en que no es conveniente usar corticoides de manera indiscriminada, y el uso del agua marina (o agua a la que tú mismo puedes añadir sal marina) siempre es útil. De hecho hay una técnica de limpieza nasal (“Jala Neti”) que practicada regularmente, incluso cuando hay gran cantidad de mucosidad, despeja la nariz y mejora la respiración (en un próximo artículo trataré sobre ella ampliamente, pues es realmente sencilla y eficaz).

      Comentas que quizás respirar por un solo orificio nasal pueda producir algunos efectos negativos… El cuerpo busca su propio equilibrio. Te aseguro que hay gente que tiene el tabique nasal perfecto y tiene una respiración deficiente, y personas con obstrucción que le sacan mucho más partido a la respiración. Qué diríamos de aquellos a los que les falta un brazo, por ejemplo, ¿que no pueden desarrollar todo su potencial? yo difiero.

      En cuanto al vientre inflamado, aunque notes dificultad sigue practicando la respiración abdominal (sin forzar, pero sin desistir), porque precisamente el masaje que da el diafragma a los órganos abdominales puede ayudar a aliviar la inflamación.

      Un abrazo,
      Lara

      Responder
  3. Viviana

    Estimada Lara: Mi jefa tiene 30 años y yo tengo 50 años . Viene poco a la empresa porque tiene 2 empleadas que la reemplazan cuando no viene.
    Cuando me hace un comentario me lo expresa enojada y no pide con amabilidad qué es lo que quiere que haga. Entro en cólera con llanto para defenderme y ella me dice más enojada que no empiece a llorar .E sto me pone peor,no la quiero escuchar y le digo que voy a renunciar.
    Cariños Viviana

    Responder
    1. Lara Autor

      Hola Viviana,

      Antes que nada, permíteme decirte que esa sensación de frustración, impotencia, enfado, que describes, a todos se nos hace familiar, es fácil reconocerla. Y afortunadamente es algo que podemos ir transformando, y para lo cual el uso de la respiración consciente es fundamental.

      Aquí veo dos cosas, una, lo que podemos hacer antes de que nos veamos atrapados en esa situación, y otra, la que podemos hacer cuando estamos frente a la tormenta.
      Resumiendo, ponte manos a la obra y todos los días, antes de ir al trabajo haz unos minutos de respiración lenta y profunda, procurando que sea sobre todo abdominal (sobre respiración abdominal encontrarás una descripción detallada bajo la pestaña “técnicas de respiración” en este mismo blog). Tu cuerpo ha de irse habituando a ella, y además irá asociando la tranquilidad de respirar profundamente con tu trabajo. Esta asociación es muy importante, pues en ella te vas a basar cuando te encuentres frente a la tormenta. Cuando esta situación se presente, primero recuerda que no eres más ni mejor persona si respondes a una actitud agresiva con otra igual. Se trata de romper el círculo vicioso. Aunque tengas a tu jefa delante, y te esté hablando sin respeto, piensa que es ella la que está perdiendo los papeles, no tú, y tú comienza a respirar profundamente mientras ella te habla, reproduciendo así en tu cuerpo esa sensación de tranquilidad que has estado trabajando con tus ejercicios diarios.

      Además de ésto, se pueden hacer otras cosas muy útiles, que si te interesan podemos comentar a través del correo electrónico más privadamente.

      Una última recomendación, puede serte de ayuda revisar el siguiente artículo:
      Respirar para Transformar la Ira

      Un abrazo,
      Lara

      Responder
  4. Jose

    Hola Lara

    Buscando información sobre respiración te he encontrado y realmente me alegro de ello.
    Sigue que va le la pena.

    Mi caso es el siguiente:
    Haceo 20 años que dejé de fumar tengo 65 años y hace 2 años diagnosticaron una insuficiencia respiratoria del 49%, me estoy medicando con el Spiriva y he conseguido rebajar ese 49% al 30%.

    Siento que debo ejercitar la respiración porque también observo que mi diafragma se ha acostumbrado a trabajar, durante años, a un ritmo bastante inferior al normal. Me lo noto cuando lo dejo a su ritmo y no lo obligo a llenar mas los pulmones de aire, parece que se conforma quizá con el 50% del trabajo.

    Ultimamente noto como si tuviera un peso importante en la parte alta de los pulmones y con presión como si fueran gases que oprimen la zona. Me extirparon la vesícula por si sirve de algo que lo sepas.

    Todos éstos síntomas me llevan a que quiero cambiar radicalmente mis hábitos de respiración porque mi Yo me lo está indicando desde hace tiempo y además con mucha intensidad, motivo por el cual solicito tu sabia opinión al respecto.

    Muchas gracias por tu ayuda y tu tiempo.
    Un abrazo
    Jose

    Responder
    1. Lara Autor

      Hola Jose,

      Para que todos los lectores lo comprendan, permíteme una pequeña explicación.
      Cuando se habla de insuficiencia respiratoria no se está haciendo referencia a la cantidad de aire que entra a los pulmones, sino a los niveles de oxígeno y CO2 que hay en la sangre y que aseguran las funciones celulares. Tendemos a creer que mientras más aire entra a los pulmones, más oxígeno entrará a la sangre, y por lo tanto intentamos hacer respiraciones profundas para remediar una insuficiencia respiratoria, y el tratamiento médico con broncodilatadores procura también “abrir” los pulmones para permitir que entre más aire. Sin embargo, la cuestión no es tanto la cantidad como la calidad de la respiración.

      Siempre, y por su puesto también en tu caso, es recomendable y deseable mejorar nuestros hábitos respiratorios, y movilizar el diafragma. Para ello en esta web puedes encontrar ejercicios sencillos y muy efectivos. No obstante, y permíteme subrayarlo, para mejorar una insuficiencia respiratoria es importante centrarse sobretodo en que la respiración sea MÁS LENTA, si es más profunda bien, pero sobre todo que sea más lenta. ¿Por qué? porque mientras más tiempo pase el aire en los pulmones, tanto en la inhalación como en la exhalación, mejor se realizará el intercambio gaseoso en la sangre, lo cual permitirá que aumenten los niveles de oxígeno en la misma. Para una insuficiencia, si la respiración es amplia, fantástico, pero si la respiración es lenta, mejor.

      Y otro consejo no menos importante, el mejor broncodilatador es una buena carcajada así que procura estar con gente que te hace sentir bien y disfrutar de la vida. Una carcajada, además de abrir los pulmones desbloquea el diafragma, y nos da felicidad. Es una manera de cuidar nuestros hábitos respiratorios y hábitos de vida.

      Gracias a tí por compartirnos tu caso, pues seguro que puede servir a más gente.
      Otro abrazo,
      Lara

      Responder
  5. Jose

    Hola Lara

    Gracias por tu extensa respuesta, tienes una especial facilidad para hacerte entender y te lo agradezco.

    Seguiré tus consejos.
    Muchas gracias nuevamente

    Responder
  6. Elizabeth

    Lara, gracias por tus publicaciones.

    Me interesa saber acerca de algunos ejercicios de respiración durante el embarazo y
    si hay algún ejercicios de respiración que esté contraindicado en este período.

    Muchas gracias

    Responder
    1. Lara Autor

      Hola Elizabeth, gracias a ti.
      El tema que propones lo trataré más extensamente en un próximo artículo, pero te adelanto lo más importante.

      Durante el embarazo de manera natural se va restringiendo el espacio para respirar, y llega un momento en que hay más dificultades para hacer la respiración diafragmática (también llamada abdominal). En ese tiempo es bueno echar mano de la zona torácica (costal) y la alta (clavicular), y para ello es importante crear una buena apertura en el tórax con ejercicios adecuados, por ejemplo todos los que elevan los brazos o los que llevan los hombros hacia atrás. La respiración ha de hacerse lenta más que profunda, con cadencia,y procurando involucrar en cada inspiración el diafragma hasta donde dé, luego la zona costal y luego la clavicular, como llenando un vaso de abajo hacia arriba. Y repito, lo que nos interesa no es que sea una respiración muy profunda, sino que se haga despacio y que se movilice bien el tórax (apertura).

      Hacia el final del embarazo, ya próximo el parto, el bebé se posiciona más abajo y se nota que la respiración es más amplia, que se puede mover más el diafragma. Y durante el parto, el diafragma hará un trabajo importante para ayudar al bebé a nacer, pues por una parte están las contracciones del útero y por otra el masaje que hace el diafragma mientras respiras. Durante el parto la respiración lenta es utilísima para relajar y disolver el dolor, y también las exhalaciones por la boca como suspiros y vocalizaciones que hagan vibrar la garganta. y por último recordar que para no dañar el suelo pélvico es importante no aguantar el aire y presionar, sino hacer inhalaciones seguidas de exhalaciones lentas a la vez que se relaja la musculatura del periné.

      Los ejercicios contraindicados durante el embarazo son en principio aquellos que hacen retenciones de aire y aquellos que aceleran el ritmo respiratorio. Así que resumiendo, estira tu cuerpo, abre tu tórax para ampliar tu respiración, y céntrate en hacerla despacio (especialmente las exhalaciones bien sean por la nariz o por la boca). Además, ve asociando a la respiración tranquila las sensaciones corporales de bienestar y relajación.

      Espero que te sirva.
      Feliz embarazo y feliz parto.

      Responder
  7. Wilmer

    Buenas, muchas gracias por cada una de los artículos, han aportado una información bastante clara, pero me surge una duda, he estado sufriendo de unos terribles dolores de cabeza con latidos, mi pregunta es, podrían ser resultado de una mala respiración? se que siempre ando con una fosa nasal tapada, he notado que a veces me relajo bastante cayendo al sueño pero otras mas bien estoy despierto y los latidos se intensifican. Bueno, esperando tu respuesta

    Responder
    1. Lara Autor

      Hola Wilmer, aunque en el cuerpo todo está relacionado y la respiración se ve afectada cuando tenemos algún desequilibrio, sería aventurado decir que los dolores de cabeza sean resultado de una mala respiración. De hecho el dolor de cabeza muchas veces es síntoma de afecciones muy diferentes entre sí (anemias, problemas de visión, problemas digestivos, tensiones musculares, etc.). Cuando se siente el pulso puede tratarse de los llamados dolores de cabeza vasculares, que ocurren porque las arterias están dilatadas y palpitan con cada pulso (se notan especialmente en las sienes y la frente). Si este fuera tu caso (cosa que habría que confirmar) lo que ayudaría sería una respiración sin retenciones, es decir, no aguantar el aire, y además hacer las exhalaciones primero cortas, soltando el aire de una vez como cuando suspiramos, y luego ir alargándolas poco a poco. Prueba ésto y dime si te funciona.
      Gracias a ti por tu comentario, así aprendemos todos.

      Responder
  8. Wilmer

    Gracias por responder Lara, bueno en cierta forma me funciono, el dolor como tal cedió un poco, pero los latidos siguen ahí, y tienes razón, me molestan mas que todo en la sien y la frente. Esto podría ser algún síntomas de estrés o algo emocional? hace varias semanas tuve un golpe en el lado izquierdo del cuello, pase por varias cosas y a la final me han hecho varios exámenes tanto de sangre como en la cabeza e inclusive en la cervical, pero todo sale normal. Pensé que de repente fuera la respiración porque comencé con los dolores de cabeza extraños y luego los latidos precisamente un día después. me emocione bastante porque había empezado a tener avances, lograba mas que todo relajar mi cuerpo. Tal vez haya forzado un poco la respiración? he tenido esa sensación pero tampoco me convence del todo. Y gracias tanto por leer como por la ayuda. Enserio.

    Responder
    1. Lara Autor

      Hola Wilmer, Me alegro de que los exámenes que te han hecho concluyan que todo está normal. Quizás podría ser algún síntoma de estrés emocional y físico, tal como dices. En cualquier caso, con un dolor de cabeza con latidos, al trabajar con la respiración habría que tener en cuenta 2 cosas fundamentales: uno, no hacer retenciones de aire pues la presión interna aumenta, y dos tender en un principio a alargar las exhalaciones (sin forzar nunca) y luego simplemente dejar que la respiración se haga naturalmente (es decir, no hacer respiraciones muy profundas). El objetivo es respirar más despacio y sin llenar excesivamente los pulmones, para que el ritmo cardíaco se ralentice y la presión sanguínea se equilibre. A esto ayuda (y mucho) no sólo cerrar los ojos sino también desenfocar la mirada (aún con los ojos cerrados), pues cuando se relaja la musculatura ocular la presión en la cabeza también disminuye. Quizás te sirva leer este artículo y hacer las adaptaciones a tu caso que hemos comentado antes. Estoy segura de que encontrarás con la respiración una manera de colaborar al alivio de los dolores, incluso teniendo alguna fosa nasal tapada (quizás estaría bien que lo revisaras). Gracias de nuevo a ti.

      Responder
      1. Wilmer

        Hola Lara, después de varios días intentando ( además de otras tempestades) no he logrado mucho, sin embargo hay una ultima duda que tengo y quizás (espero) sea el motivo de mis males. Cuando respiro primero por el abdomen uno tiene que hacer algo de fuerza para empujar hacia abajo? o solo ver como se llena la región baja? porque me he dado cuenta que fuerzo un poco para bajar, no se si es el diafragma o cualquier otro órgano que tenga abajo xD. Bueno, me despido y un saludo y gracias por la ayuda.

        Responder
        1. Lara Autor

          Hola Wilmer, en la respiración abdominal siempre hay un trabajo muscular, en este caso del diafragma, pero no tienes que hacer fuerza para empujar, sino “permitir” que se llene la zona baja, y para ello el abdomen ha de estar relajado. Recuerda que el objetivo es que al principio de la inspiración dirijamos hacia abajo el aire (por dos cosas principalmente: para aprovechar la capacidad pulmonar y para activar con el movimiento diafragmático el sistema nervioso parasimpático que es el que se encarga de la relajación). Pero ese gesto de dirigir el aire hacia abajo ha de hacerse sin forzar. Forzar supone presión y estrés. Eso es contrario a la relajación. En cualquier caso tenemos que recordar, tal como lo comentaba con otra lectora, que la respiración -aunque acompaña todos los procesos vitales- no es la panacea, pero sin duda es una gran herramienta para aliviarnos física y emocionalmente.
          Te recuerdo que esta puerta está abierta, así que puedes entrar cuando quieras. Gracias a ti.

          Responder
      1. Leonardo

        Hola Lara

        La información de la página es muy importante. He estado practicando la respiración abdominal y a veces completa durante 4 sesiones al día con 20 repeticiones y realmente se sienten los beneficios en todo el organismo a nivel físico y mental. Pero tengo algunas inquietudes… Cuál es el tipo de respiración más recomendada? Cuántas sesiones y repeticiones por sesión? El objetivo al perfeccionar la técnica de respiración, es respirar de esa forma en todo momento?
        Muchas gracias por tu ayuda

        Responder
        1. Lara Autor

          Hola Leonardo,
          Excelente pregunta, creo que tengo que escribir un artículo sobre ello. Hay tantas variaciones en la respiración como actividades que realizamos y emociones que tenemos. La respiración siempre nos acompaña. La práctica que has estado haciendo ha sido sobre todo tomar conciencia de que al igual que nuestro estado físico y nuestro estado mental y emocional influye en la respiración, dirigir la respiración es una manera muy efectiva de influír en nuestro estado interno y en nuestra capacidad física. Los ejercicios van muy bien para ir habituando al cuerpo a respirar más amplia y tranquilamente. Fíjate lo que estamos diciendo: habituar al cuerpo, crear hábito. En ese sentido yo recomiendo seguir practicando durante una temporada (para cada persona y depende de las veces que practique a la semana puede ser diferente) hasta sentir que se va haciendo de manera más natural. Es como hacer ejercicios de voz para prepararla pero luego simplemente cantar (habiendo obtenido las habilidades y el hábito) o caminar todos los días a buen ritmo y luego sentir que simplemente no requiere tanto esfuerzo de nuestra parte porque lo hemos integrado como algo positivo, accesible y natural. A tu pregunta de cuántas sesiones y repeticiones por sesión he de responderte que para que tenga beneficios, cualquier técnica ha de practicarse con asiduidad pero sin que sea una carga. En el momento en que se convierte una obligación o una disciplina rígida es más fácil bloquearse y perder dichos beneficios. Así que te sugiero que los hagas con frecuencia pero sin que sean una carga. Por ejemplo un par de veces al día, y las veces que veas que necesitas más añadir algo más. Si no fuerzas, acabarás asumiéndolo como algo natural y te surgirá espontáneamente porque el cuerpo, cuando encuentra algo que le ayuda, lo busca.
          Y el objetivo es ese, que la respiración amplia y tranquila nos acompañe muchas veces en nuestra vida cotidiana porque nos da salud, pero no es posible respirar de esa forma en todo momento (no sería normal, la respiración no es algo matemático o programable, es algo flexible para adecuarse a cada necesidad, por ejemplo durmiendo tu respiración naturalmente cambiará, se hará más pausada y también algo más superficial, pero eso es lo adecuado para dormir…).
          Felicidades por tu perseverancia y gracias a ti por tu comentario.

          Responder
    1. Lara Autor

      Hola Juan,
      Gracias por el video, es muy ilustrativo. No conozco de cerca este deporte, pero hemos de tener en cuenta que la respiración siempre acompaña a la acción. Corrígeme si me equivoco pero deduzco que durante un asalto no sólo se respira más activamente, sino que además hay momentos en los que se retiene el aire antes de hacer una tirada, y que la tirada normalmente se acompañará con una expulsión del aire. Si esto es así, es normal que se acumule tensión -no sólo muscular-, pero esto no tendría por qué transformarse en estrés. La tensión muscular es necesaria en cierta medida, al igual que la retención de aire, sería algo así como acumular la energía para soltarla en cada asalto.
      Algo que puede permitirte liberar estrés es centrarte en hacer respiración abdominal (diafragmática) antes y después del combate, ocupándote sobre todo de alargar las expulsiones de aire, y en general de hacer algo más lento tu ritmo respiratorio. Y practicar este ejercicio relajando especialmente la mandíbula (entreabriendo los labios) y la mirada (desenfocándola). Esto te permitirá restar tensión en la parte alta de tu cuerpo, comenzar más tranquilo y centrado, y tras el combate recuperarte antes.
      Otro saludo y gracias a ti por tu comentario.

      Responder
      1. juan

        Uff he tardado mucho en responder jeje, pues muchas gracias o estoy haciendo y en el rendimiento si se nota, sobre todo me muevo mas fluido, muchas gracias.

        Responder
  9. Luis

    Hola Lara, gusto en saludarte. Quisiera saber que efecto (síntomas) inmediato tiene en el organismo realizar respiraciones cortas y medianamente rápidas. Gracias por tu ayuda. Saludos

    Responder
    1. Lara Autor

      Hola Luis,
      Antes que nada es importante considerar que no respira igual de rápido un adulto que un niño. Mientras un adulto, en reposo, puede realizar de 10 a 15 respiraciones por minuto, un niño puede llegar hasta 40, y sigue siendo normal. Comento ésto porque no sé si tu consulta se refiere a un adulto o un niño.
      Por otra parte, hay respiraciones cortas y profundas y respiraciones cortas y superficiales. Los síntomas serían diferentes en cada caso. Cuando son superficiales queda aire residual en los pulmones y el cuerpo no libera bien sus toxinas. Los síntomas son de decaimiento, apatía, falta de vitalidad, propensión a resfriados… Cuando son profundas y rápidas se tiende a una hiperventilación, y los síntomas pueden ser mareos, ansiedad, agitación..
      Sea un caso o el otro, mi sugerencia es comenzar con unas expulsiones de aire más profundas, que limpien bien los pulmones, seguidas de inspiraciones espontáneas y luego de expulsiones alargadas.
      Espero que te sea de ayuda. Gracias a ti por tu comentario.

      Responder
  10. Paco

    Estimada Lara,

    En primer lugar felicitarte por la excelente información y la claridad de exposición de esta página que estoy seguro está ayudando a muchas personas a canalizar mejor las emociones y respirar mejor.

    Quería hacerte una pregunta: Hace tiempo que estoy haciendo rehabilitación por un bloqueo en el pectoral derecho tras un accidente con el coche. Esto me provoca mucha rigidez en el cuello, diafragma, molestias en los ojos, etc…. poco a poco voy mejorando haciendo ejercicio físico, ejercicios de respiración y masajes. Practico la respiración abdominal pero tengo la sensación de que el bloqueo pectoral bloquea el diafragma y me resulta dificil llevarlo a cabo.

    ¿podrías darme alguna recomendación?

    Muchas gracias.

    Un abrazo.

    Responder
    1. Lara Autor

      Hola Paco,

      Mi recomendación sería sin duda continuar con esos cuidados pues un traumatismo, según de qué nivel, a veces tarda en recuperar. Y creo firmemente que “el que persevera, alcanza”.

      Siendo más concretos, en tu caso habría que ver qué es exactamente ese “bloqueo” pectoral y si el diafragma sufrió algún daño. Aún en el caso de que no haya lesión en el diafragma, hay que recordar que la respiración no es sólo física sino emocional, por lo tanto algo de fuerte impacto como es un accidente deja su huella a nivel psíquico y puede ser precisamente esto lo que produzca el bloqueo diafragmático. El tejido del diafragma está lleno de “memorias”, que inevitablemente se activan cuando éste se mueve. Si tal como describes ésto se traduce en un bloqueo, sé perseverante con tu práctica pero sin forzar. Sé amable contigo mismo. Deja que las inspiraciones sean más espontáneas “como el cuerpo te pide” (aunque procurando dirigir el aire hacia la zona abdominal) y céntrate sobre todo en las exhalaciones prolongándolas y vaciando bien los pulmones de aire residual. Las exhalaciones desintoxican y relajan los tejidos.

      Y gracias por tu comentario, espero que esto te sea útil a ti también.
      Otro abrazo.

      Responder
  11. Jorge

    Hola Lara,

    Excelente web la que tienes. El año pasado tuve una crisis de ansiedad, me levanté 3 veces con disnea por la noche. Cuando creía que se había pasado me ha vuelto ahora, también por la noche. Mucha dificultad respiratoria y temblor de piernas y brazos. En el hospital me hicieron respirar con la nariz y expulsar por la boca pero todo dentro de una bolsa. En unos días tengo que ir a un sicólogo, creo que es un serio capítulo de ansiedad y hasta ese momento me tomo tranquilizantes. Pienso a veces cuando me acueesto que me va a volver a pasar lo mismo. Ya sé que los pensamientos negativos pueden hacer que vuelva a ocurrir. Gracias si me das algún consejo. Saludos.

    Responder
    1. Lara Autor

      Hola Jorge. Gracias por tu comentario.
      Se pueden hacer muchas cosas, pero yo te daría un único consejo: cuando dediques un rato a respirar, concéntrate en alargar la expulsión del aire. Y hazlo progresivamente: primero la espiración un poco más larga, luego otro poco más, y luego otro poco más. Sin forzar nunca. Si te enfocas en hacer las espiraciones más largas, verás como de manera natural, sin tener que hacerlo voluntariamente, las inspiraciones también serán mejores y más satisfactorias. Si tu mente se enfoca en este ejercicio, habrá menos lugar para pensamientos negativos.
      Te deseo lo mejor.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *